En el perro con insuficiencia cardiaca congestiva: ¿por qué es necesario bloquear el eje RAA?

El eje renina-angiotensina aldosterona es un sistema de emergencia que conecta el riñón con el corazón. Debe estar siempre listo, por eso, el hígado libera continuamente angiotensinógeno. En el perro con insuficiencia cardíaca, por una degeneración...

El eje renina-angiotensina aldosterona es un sistema de emergencia que conecta el riñón con el corazón. Debe estar siempre listo, por eso, el hígado libera continuamente angiotensinógeno.

En el perro con insuficiencia cardíaca, por una degeneración mixomatosa de la válvula mitral, por ejemplo, el corazón no consigue que salga por la aorta la cantidad de sangre necesaria; parte del flujo vuelve a la aurícula izquierda por el cierre defectuoso de la válvula.

Sería el momento en el que detectamos un soplo al auscultar al perro. O vemos el reflujo al realizar una ecocardiografía.

 Como resultado, tenemos una disminución del volumen sanguíneo circulante, que es detectado por el riñón y como respuesta, liberará RENINA, la hormona que desencadena la activación del eje.

La renina se une al angiotensinógeno y lo convierte en angiotensina I, que atraviesa los capilares pulmonares donde se encuentra la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) convirtiendo la angiotensina I en ANGIOTENSINA II

La Angiotensina II es ya la hormona responsable de que veamos una mayor sintomatología:

  • Vasoconstricción
  • Retención de líquidos
  • Aumento de la presión arterial

Además, la angiotensina favorece la liberación de ALDOSTERONA, que se une a los receptores mineralocorticoides produciendo:

  • Vasoconstricción
  • Alteración del endotelio vascular y fibrosis
  • Aumento del volumen sanguíneo
  • En corazón: alteraciones ventriculares, fibrosis del músculo cardiaco, alteraciones en los barorreceptores, arritmias, …

Para controlar los efectos perjudiciales de estas dos hormonas (Angiotensina II y Aldosterona) necesitamos bloquearlas:

  • La Angiotensina II: con iECAS como el benazeprilo
  • La Aldosterona: con espironolactona

La terapia múltiple con inhibidores de la Eca (como el benazeprilo) y Espironolactona bloquea el EJE RENINA – ANGIOTENSINA – ALDOSTERONA en estos dos niveles clave.

Ceva Salud Animal te ofrece CARDALIS®.

Cardalis® contiene benazepril como inhibidor de la angiotensina II y espironolactona para bloquear los receptores de mineralocorticoides impidiendo la acción de la aldosterona. Una combinación única en medicina veterinaria.

Dos principios activos en un solo comprimido, administrado una sola vez al día, con el alimento, que permitirá a los propietarios de perros con ICC hacer un mejor seguimiento del tratamiento.

 

Descárgate el vídeo

Folleto terapia múltiple

Volver arriba